Vacaciones slow

Vacaciones slow

merienda_chimenea_1

Porque la Navidad invita
a disfrutar del calor del hogar

TEXTO
CELIA G PUCHE

FOTOGRAFÍA
CLARA B MARTÍN

¡Sí, por fiiin! ¡¡Vaaacaaaciooonesss!!

Madre mía, lo largas que se me han hecho estas semanas… ¡pensé que la Navidad no llegaba nunca! Que si las clases, las evaluaciones, las prisas de todos los días. Y luego la natación, las clases de música, el inglés… ¿Es que no hay descanso?

Y papá por las mañanas «venga, ¡que no llegamos!». Y mamá cada tarde«¿has terminado los deberes?», o con lo de «es la hora del baño» y luego «el pijama y a la cama, que mañana hay cole»… Que sí, que ya lo sé. ¡Me lo has dicho mil veces!

Como dice Miguelito, el amigo de Mafalda, «¿de qué le sirve a uno ser niño si no lo dejan ejercer?».

Pero por fin se acabó. Ya estoy de vacaciones.

Qué ganas tenía de terminar. Porque no son sólo los regalos. A mí lo que me gusta es disfrutar tranquilamente, vivir más relajada y sentir que no tengo tantas obligaciones. Acostarme tarde, cambiar algunas rutinas. Salir, jugar… ¡un respiro, hombre!

kball
merienda_chimenea_14
merienda_chimenea_11
merienda_chimenea_13
merienda_chimenea_6

«¿De qué le sirve a uno ser niño si no lo dejan ejercer?»

merienda_chimenea_18
merienda_chimenea_38
merienda_chimenea_9
merienda_chimenea_45
merienda_chimenea_49
merienda_chimenea_12

Esta tarde vienen las primas a casa. Me encanta cuando vienen. Incluso más que cuando papá me lleva al cine.

Hoy hace mucho frío afuera, así que nos quedamos tranquilos en casa, como dice mamá. Aunque pocas veces la veo a ella tranquila, ¿por qué tendrá siempre tanta prisa?

Nos acaban de traer chocolate. Y galletas. ¡Me encanta el chocolate caliente! Y además Sara ha traído bizcocho casero. Mmm… Algunas tardes hacemos bizcocho en casa. Me pongo siempre perdida con la harina pero es súper divertido cocinar con papá.

Este año hay un bebé en casa. He escuchado decir que en todas las casas debería haber uno y yo no lo entiendo porque no hace otra cosa que dormir. Aunque bueno, reconozco que su piel es suave como la seda y mirarlo es casi más relajante que observar el fuego.

Así que hoy, sin mucho más que hacer, voy a seguir disfrutando. Porque como dice mi tía Inés, aún no sé la suerte que tengo de ser niña. Y si a veces pienso que se equivoca, otras sin embargo, me encanta serlo: jugar, reír y disfrutar con mis primas y con quien se tercie.

¡Me encanta estar de vacaciones!

merienda_chimenea_10
merienda_chimenea_43
merienda_chimenea_23
merienda_chimenea_27
merienda_chimenea_22
merienda_chimenea_42
merienda_chimenea_47
merienda_chimenea_24
merienda_chimenea_5

Puesta en escena

Decoración

Para crear un ambiente acogedor para los niños colocamos una serie de mantas y cojines de algodón de Zara Home y unas alfombras nórdicas de pelo de Ikea junto a la chimenea.

El conjunto lo completan la cesta y las tazas navideñas de Decoseeker y un banquito árabe de Deco&Living para presentar el bizcocho.

Moda infantil

Tenderine nos ha conquistado por hacer las cosas de forma diferente. Ropa para niñas con estilo y mucha personalidad. Para esta sesión nos decantamos por aquellas prendas con colores y tejidos que nos inspiraban los tonos y texturas de una merienda cálida en Navidad junto a la chimenea.