Luthiers de calidad

Luthiers de calidad

Guitarras Luthier Manuel Rodríguez

Porque de padres a hijos (y a nietos),
el amor y el mimo van de la mano

TEXTO
MÓNICA DIAGO
CRISTINA SARALDI

FOTOGRAFÍA
MR GUITARRAS

Qué mejor que conocer de primera mano para nuestra sección de artesanía una empresa que lleva más de 100 años trabajando con las manos; ofreciendo productos de calidad y al mismo tiempo expandiéndose más allá de nuestras fronteras gracias a su calidad en el mundo de los luthiers.

Manuel Rodríguez es el CEO de esta empresa, al mismo tiempo que la tercera generación que hereda esta pasión por una profesión tan antigua. Si poco a poco vamos viendo cómo el trabajo artesano va desapareciendo, Guitarras Manuel Rodríguez mantiene su esencia, su sonido y su belleza.

kball
Guitarras Luthier Manuel Rodríguez

«Con mi padre recorrí medio mundo para llevar cada día más lejos nuestras guitarras».

Guitarras Luthier Manuel Rodríguez

Hoy hablamos con el tercer Manuel Rodríguez, nieto del fundador que, al frente de esta empresa, se actualiza a los tiempos que corren, sin perder de vista su esencia.

Gracias Manuel por tu tiempo.

¿Qué significa para ti seguir manteniendo el negocio que inició tu padre y tu abuelo?

Heredé de mi padre la pasión por la guitarra y seguir con su legado, que era a su vez el de mi abuelo. Junto al amor que siento por mi familia, es lo que hace que me levante cada día a las 5 de la mañana. Con mi padre recorrí medio mundo para llevar cada día más lejos nuestras guitarras. He mamado del esfuerzo y la dedicación que veía en él todos los días, por tanto, seguir con Guitarras Manuel Rodríguez es un sueño, aunque también un reto.

¿Cómo de difícil es mantener esta profesión tan artesana en estos tiempos donde la artesanía pasa a segundo plano?

La clave es ofrecer la máxima calidad siempre, algo que sólo se obtiene gracias a los más de 110 años de dedicación a nuestras espaldas. Asimismo, mi padre ya en los años 50 emigró a Estados Unidos para conquistar un mercado virgen: el de la guitarra clásica. De él aprendí, también, lo importante que es darse a conocer en el mayor número de sitios y ampliar horizontes. Gracias a nuestro tesón por llegar a donde otros no llegan, hemos conseguido estar presentes en más de 120 países. Eso hace que hoy podamos continuar con nuestro trabajo. Las alianzas que hemos alcanzado con pequeños y grandes distribuidores nacionales e internacionales han hecho posible mantener nuestro oficio y esta empresa.

¿Cómo te has actualizado a los nuevos tiempos? ¿Has llevado a cabo alguna acción que integre las nuevas tecnologías?

La clave es utilizar la tecnología únicamente para reducir tiempos, nunca manos. Lo que quiero decir es que nosotros hemos incluido máquinas para minimizar el tiempo de secado, por ejemplo, o para serrar las piezas en la fase más inicial de la fabricación. No podríamos sustituir las manos de nuestros luthiers para preparar las tapas, colocar los refuerzos, montar las piezas, lijarlas, pulir… Las ‘nuevas tecnologías’ de Manuel Rodríguez como tal sólo se emplean en el área de comunicación, para generar las mejores imágenes y vídeos de nuestro día a día.

3 palabras que describirían el negocio de la artesanía en estos años que llevas al frente del negocio.

Sonido, historia y belleza.

¿Nos puedes describir cómo llevas a cabo tu trabajo? ¿Y cómo se hacen artesanalmente tus guitarras?

Como CEO de la empresa, mi trabajo consiste en estar pendiente de todo. Sin embargo, nada de eso sería posible sin contar con el mejor equipo. Algunos de nuestros lutiers llevan con nosotros más de 20 años y ellos son quienes enseñan a las nuevas incorporaciones. Todos ellos son una gran familia: mi familia.

En cuanto a la fabricación de las guitarras… Trataré de hacer un breve resumen. La primera fase consiste en el secado de la madera. Con una materia prima tan exótica –utilizamos madera de zonas tropicales de todo el mundo– es fundamental que seque adecuadamente para que la futura guitarra suene bien durante muchos años. Después se preparan en serrería cada una de las piezas: tapa, aros, fondo, mango, cenefas… y posteriormente se montan. A continuación se lijan con cuidado para posteriormente dar una capa de tapa poros.

Después de esta parte del proceso, se colocan los trastes y el puente, una fase extremadamente delicada y que se mide al milímetro, de esto depende que la guitarra suene como debe sonar. Seguidamente se barniza y se pule. Finalmente, la guitarra se encuerda y se afina.

Este proceso se alarga entre seis y ocho semanas, según el modelo. De todas formas, si quieres saber mucho más, lo mejor para conocer Guitarras Manuel Rodríguez es visitarnos en mrguitarras.es

Guitarras Luthier Manuel Rodríguez
Guitarras Luthier Manuel Rodríguez

extras

Los comienzos

Una tradición de más de 100 años, que ha pasado ya por las manos de tres generaciones. Su fundador, Manuel Rodríguez Pérez, comenzó a trabajar como luthier en 1905.

Guitarras Luthier Manuel Rodríguez