Cena para dos

Cena para dos

cena_chic_30

Porque te echaba de menos

TEXTO
CELIA G PUCHE

FOTOGRAFÍA
CLARA B MARTÍN

Te echaba de menos. Hace tiempo que tenía ganas de pasar un rato contigo, los dos solos, sin nadie más. Las semanas han ido pasando, nuestras agendas se solapan, los horarios se cruzan. Compromisos, rutinas y un sinfín de quehaceres diarios que acercan y alejan las yemas de nuestros dedos, añorando entrelazarse sin prisa, con el tiempo que merece una mirada, una pausa, una sonrisa en silencio.

Esta noche cenamos solos. Y me apetecía arreglarme, vestirme de largo. A veces vale la pena cuidar los detalles, ¿por qué no? Las ocasiones especiales bien merecen algo de mimo.

kball
cena_chic_36
cena_chic_1
cena_chic_25
cena_chic_50
cena_chic_51

«Compromisos, rutinas y un sinfín de quehaceres diarios que acercan y alejan las yemas de nuestros dedos, añorando entrelazarse sin prisa»

cena_chic_29
cena_chic_45
cena_chic_46

El recuerdo de una mariposa revolotea por mi tripa. Me divierte volver a tener una cita contigo. Quizás haya pasado el tiempo, pero dedicarnos una cena romántica me hace sentir especial otra vez.

No me acordaba de tus ojos. Me vuelvo a perder ahí adentro. Todo está en su sitio, sigue siendo mi refugio.

Enseguida aparecen las risas y me pregunto cuándo dejamos de cuidarnos, por qué tantas veces la costumbre vence la batalla.

Pero hoy todo vuelve a brillar como siempre. Tú llevas pajarita, la llama de las velas ondea al fondo y una suave música acompaña algunos de nuestros silencios.

Tengo ganas de bailar. Las burbujas del champange se escapan de las copas y nos envuelven de fiesta.

Ahora me sorprende que fuera tan fácil. Sólo una cena, volver a mirarnos. Detener el tiempo un segundo y dejar que los pies se despeguen un pellizco del suelo.

cena_chic_42
cena_chic_33
cena_chic_31
cena_chic_49
cena_chic_32
cena_chic_43
cena_chic_5
cena_chic_4
cena_chic_14
cena_chic_21
cena_chic_37

Puesta en escena

Decoración

Para la cena chic hemos preparado una mesa muy elegante para dos en color negro y dorado. Nos decantamos por un mantel negro y cubiertería dorada de Zara Home, unas servilletas oscuras y cristalería de Ikea, y unos cuencos de cerámica con forma de estrella de Deco&Living.

El toque desenfadado lo aporta la vajilla hecha a mano por la marca española Bonjour, con dibujos de aguas de color rosa y borde dorado a juego con el resto de la decoración.

cena_chic_11
cena_chic_6
cena_chic_8
cena_chic_19
cena_chic_13
cena_chic_18